Un nuevo donativo de parte de China (Taiwán), fue entregado al Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres. Esta vez fueron 500 equipos auxiliares para mejorar la movilidad de personas con discapacidad en Nicaragua.

El Embajador de la nación hermana de China (Taiwán), Jaime Chin Mu Wu, manifestó que el donativo es de parte de dos ONG de su país, una de ellas dedicada a la atención de los huérfanos y la otra a la atención de las personas con discapacidad.

Aunque los donativos son pocos, lo importante, quiero destacar, es el cariño, la solidaridad del pueblo de Taiwán con el pueblo nicaragüense, sobre todo para las personas del sector vulnerable. Siempre Taiwán está con Nicaragua, externó.

El jefe de la misión de Taiwán en Nicaragua, comentó además que durante este inicio de año han desarrollado diferentes actividades, principalmente en materia de salud con el Minsa.

Y en todos los lugares siempre nos consta que acá el Gobierno del presidente comandante Daniel y la Compañera Rosario han hecho a través del Minsa y otras instituciones una atención médica. Eso llega a todos los rincones del país, existe casa materna, existen puestos de salud. Yo creo que atención médica es fundamental para la población, señaló.

Mencionó otros proyectos que próximamente también serán apoyados por ONG taiwanesas enfocados a la educación, como uno en el que se remodelarán aulas de escuelas.

A su vez, el ministro director del Sinapred, compañero Guillermo González, recordó que esta es la segunda muestra de apoyo y cariño recibida en menos de 5 días.

En este caso, el tema de las personas con discapacidad es de gran importancia para el Gobierno sandinista.

Es por eso que con diferentes programas, siendo el principal de ellos el emblemático Todos Con Voz, se ha venido logrando mejorar la calidad de vida, tanto de las personas que son protagonistas del programa como de sus familias.

Al respecto, solicitó al embajador transmitir a ambas fundaciones el agradecimiento del gobierno encabezado por el comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

Porque en efecto, es parte de ese amor, de ese cariño con que los nicaragüenses hemos venido aprendiendo a reconocer todas estas situaciones y estamos seguros de que las familias que lo reciben, el valor no es económico, el valor es de vida, es de calidad, es de desarrollo y eso es muy importante, refirió.