La necesidad de un estímulo fiscal global coordinado y sincronizado se hace cada vez más fuerte, dijo la titular del Fondo Monetario Internacional.

Por AFP

El mundo debe estimular en forma conjunta y coordinada a la economía global, como lo hizo durante la crisis de 2008, para enfrentar los efectos de la pandemia del nuevo coronavirus, dijo el lunes la jefa del FMI, Kristalina Georgieva.

Y los mercados emergentes enfrentan una masiva fuga de capitales, por lo que también necesitarán apoyo, agregó en un blog.

FMI DEBATE.1(800x600)

Más allá de las acciones individuales que haya tomado cada país hasta el momento, “a medida que el virus se propaga, la necesidad de un estímulo fiscal global coordinado y sincronizado se hace cada vez más fuerte”, dijo la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En tanto, hubo una fuga de capitales de casi US$42.000 millones de los mercados emergentes desde el comienzo de la crisis, “la mayor jamás registrada”, agregó Georgieva, quien instó a los bancos centrales a brindar apoyo para reducir el estrés financiero.

El FMI aún no midió con precisión el impacto del coronavirus en la economía mundial, solo indicó que el crecimiento global será menor al del año pasado.

Pero a medida que el virus avanza la actividad económica se detiene como resultado de las medidas de contención y muchos economistas temen que el mundo caiga en recesión.

China, donde comenzó el virus en diciembre paralizando su economía, anunció este lunes indicadores catastróficos.

La producción industrial se contrajo 13,5% en los primeros dos meses del año, por primera vez en casi 30 años, y las ventas minoristas se desplomaron 20,5%.

Estos resultados son muchísimo peores que las previsiones de los analistas consultados por la agencia Bloomberg, quienes vaticinaron una contracción del 3% de la producción industrial y de 4% de las ventas minoristas en China.