En un foro virtual, El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, proyecto cuatro escenarios en los cuales se observa una contracción económica del 4.0% en el crecimiento del istmo.

EFE.- El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), con sede en Guatemala, advirtió este martes que la crisis económica generada por la pandemia del COVID-19 podría generar una contracción económica del 4,0 % en el crecimiento del istmo.

En un foro virtual, el Icefi proyectó cuatro escenarios posibles que han analizado derivado de las consecuencias del distanciamiento socialla baja del petróleo, la baja en la recaudación de impuestos y las medidas fiscales especiales de emergencia aplicadas.

El peor de los escenarios podría desatar un crecimiento negativo del 4,0 % -el mismo para cada uno de los seis países del istmo-, derivado especialmente por la parálisis de la actividad económica del último mes, en la región centroamericana.

Pero en el mejor de los escenarios de la crisis, la región podría contar con un crecimiento positivo del 1,5 %, siendo Panamá el país con mejores cifras (2,6), seguido de Honduras y Guatemala (1,8), Costa Rica y El Salvador (1,8) y Nicaragua, con 0,3 %.

El Icefi concluyó en su investigación, basada en los recientes estimaciones del Fondo Monetario Internacional, que habrá un “escenario sombrío para la región, caracterizado por una recesión económica en todos los países, así como un aumento de la deuda pública y el déficit fiscal, con riesgos de sostenibilidad y vulnerabilidad fiscal“, en palabras del economista de la entidad, Ricardo Barrientos.

La institución también calculó un alto impacto en el bienestar social y el desarrollo económico debido a “la desigualdad social en el acceso a los sistemas de salud, la protección y asistencia social, así como las medidas de apoyo para micro, pequeñas y medianas empresas”.

A esos factores se suman “el desempleo usual y la pobreza, la pérdida de capacidad de producción para consumo interno y externo; y el mantenimiento (o no) de la gobernabilidad democrática”, sostuvo el instituto.

PÉRDIDA DE EMPLEOS

El Icefi identificó como factores determinantes de la crisis económica la disminución de “un tercio en los ingresos del turismo, una disminución del 20 % en el flujo de remesas familiares y, por lo tanto, del consumo; una disminución del 20 % en las exportaciones y un cierre total de la economía durante cuatro semanas”.

Los escenarios analizados por el Icefi muestran “una pérdida significativa de empleos“, que, en el peor de las posibilidades estudiadas podría provocar alrededor de 1,9 millones plazas de trabajo desaparecidas en los seis países del istmo, por lo que recomendó abordar el “fenómeno” del desempleo “con urgencia”.

La entidad recomendó “la necesidad urgente de pactos fiscales para ordenar las finanzas públicas”, con el fin de “facilitar acciones destinadas a garantizar un crecimiento más sostenible“; y también sugirieron “la creación de un piso de protección social más amplio para garantizar el bienestar de toda la población”.

El Icefi promulgó además que el “rol del Estado (en los países de la región) debería ser fortalecido“, aconsejó “avanzar en la implementación de la Agenda 2030 de desarrollo sustentable”, y también “adoptar un esquema de responsabilidades preferiblemente compartidas”.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, Centroamérica ha registrado un total de 7.642 casos positivos de coronavirus SARS-CoV-2, de los cuales 250 han fallecido, mientras que a nivel global la pandemia suma casi tres millones de personas contagiadas y cerca de 200.000 muertes.