El Consejo Nicaraguense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (CONIMIPYME), fortalece el sistema productivo de las MIPYMEs a través de la Iniciativa “Desarrollo de Ideas para Negocios y Aceleración de las Mipymes Centroamericanas (DINAMICA) que desarrolla el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) con apoyo financiero de la Cooperación Financiera de la República de Alemania (KFW), y de la Unión Europea como parte de su Facilidad de Inversiones para América Latina (LAIF).

En Nicaragua, un total de 25 nuevos emprendimientos empresariales distribuidos en los departamentos de Granada, Managua y Masaya, son beneficiados a través de la iniciativa DINÀMICA.

Estas empresas, que tienen un potencial realizable de crecimiento, a través de este proyecto adquirirán mayor ventaja competitiva con la introducción de equipamiento semiindustrial e industrial.

El presidente de CONIMIPYME, Leonardo Torres Céspedes, explicó que el programa DINÀMICA pretende fomentar los nuevos emprendimientos de la micro, pequeña y mediana empresa a través de un fondo presupuestario que ya fue aprobado.

En la primera fase del programa se identificaron 60 MIPYMEs de diversos sectores económicos, de las cuales resultaron seleccionados los 25 nuevos emprendimientos de desarrollo, innovación y exportación de MIPYMEs que reunían las mejores condiciones.

Para tal efecto, se está trabajando en el mejoramiento de la capacidad productiva de cada una de las MIPYMEs seleccionadas, se les ayudó a elaborar sus planes de mejoras y planes de negocios con la finalidad de poder acceder a la banca.

 La segunda fase del programa contempla el acceso a fondos semilla que el consorcio integrado por KFW de Alemania y la Unión Europea van a disponer a través del BCIE al sistema financiero para apoyar a estas 25 empresas seleccionadas en Nicaragua. 

“Allí hay recursos que se les va a dar una capital semilla donde una parte de estos fondos son donaciones y otros deben de pagar los empresarios”, manifestó Torres Céspedes.

El taller de cerámica “Urraca”, propiedad del artesano, José Alfredo Espinoza López, es uno de los 25 emprendimientos MIPYMEs beneficiados con esta iniciativa en Nicaragua.

“Urraca” es uno de los 25 nuevos emprendimientos empresarialesde desarrollo, innovación y exportación de MIPYMEs que reúnen las condiciones para participar en esta iniciativa.

La empresa está ubicada en San Juan de Oriente que se ubica a unos 41 kilometros de Managua, un municipio que se caracteriza por la elaboración de piezas de barro y cerámica.

Esta MIPYME es una empresa familiar con más de 22 años de experiencia en el sector de artesanías, manufacturando y comercializando piezas de cerámica de excelente calidad con diseños de arte precolombino, contemporáneo y utilitario. Sus productos son elaborados por artesanos nicaragüenses, teniendo como segmentos de clientes a turistas tanto nacionales como extranjeros y comerciantes intermediarios que responden a la demanda de personas amantes del arte y la cultura.

El propietario de “Urraca” manifestó que aprendió a trabajar cerámica de manera accidental, pues en los tiempos de la guerra de la década de los ochenta, se sentía presionado de ir al servicio militar obligatorio, por lo que optó por trabajar en una finca de la familia de don Pedro Bracamonte, el mejor artesano de la zona de San Juan de Oriente.

Fue ahí que aprendió la artesanía de la cerámica con énfasis en el arte precolombino y también de otras artes.

“Cuando tomé la decisión de trabajar por mi propia cuenta, inicié con una “tornotica”, un instrumento artesanal para elaborar piezas de cerámica, no tenía torno, pero me planteé el reto de proyectarme en este arte de cerámica y darme a conocer, que para entonces era un joven que tenía 18 años de edad. Emprendí mi MIPYME “Taller de Cerámica Urraca” e inicié a asistir a muchos eventos donde se vendían productos artesanales de cerámica, hasta llegar a ser un empresario”, dijo Espinoza López.  

Actualmente este taller enfrenta la necesidad de impulsar un nuevo emprendimiento que se sujeta a las políticas del BCIE y de su iniciativa DINAMICA, al proyectarse como exportador directo de sus productos debidamente etiquetados y que contengan la información cultural de la pieza que identifique a la MIPYME, además que contenga un empaque diseñado para cada pieza.

CONIMIPYME espera extender el beneficio hasta alcanzar a 150 MIPYMEs que puedan ser más competitivas y puedan generar empleo, que es algo que necesita el país.