¿Sabías que el 92% de los accidentes por quemaduras ocurren en casa, y que los mismos se dan con líquidos calientes?, para evitar sufrir este tipo de incidentes que pongan en riesgo la salud de nuestros niños es importante que durante esta época de fiestas se apliquen medidas de prevención para disfrutar de una Navidad sin riesgos.

Una de las costumbres de las familias durante esta temporada es hacer comidas tradicionales para compartir y ante algún descuido los niños pueden resultar quemados, quienes son los de mayor riesgo, según cifras oficiales de APROQUEN (Asociación Pro Niños de Nicaragua). 

El Doctor Mario Pérez, Director Médico de APROQUEN, destacó que aunque el mayor porcentaje de accidentes es provocado por líquidos calientes, la quemadura por pólvora es más invasiva, porque además de los daños por efecto del calor “la onda expansiva produce en las manos de los niños fracturas en las frágiles cadenas óseas digitales de los niños terminando esto en destrucción completa de los mismos o bien en los tejidos blandos causando amputación de dedos y en algunos casos de la mano completa”.

Pérez, recalcó que “no hay que poner pólvora en las manos de los niños”, cifras de APROQUEN reflejan que el 40% de las quemaduras con pólvora es porque un adulto se las proveyó, y entre los agentes que producen más daño destacan los cohetes, seguido de los arbolitos de navidad, los cuales generan quemaduras de tercer grado.

La supervisión constante de los niños es primordial, porque “solo bastan segundos para que puedan ocurrir estos accidentes”, comentó el especialista.

¿Qué hacer en caso de sufrir una quemadura?

El doctor Pérez, recomendó que al presentarse un incidente por quemadura se debe introducir el área afectada en agua al tiempo durante 20 o 30 minutos para disminuir el calor en los tejidos, pasado este tiempo envolver la zona con una toalla limpia y seca. Es importante “no incorporar otros químicos, porque puede incrementar el nivel de infección”, agregó.

APROQUEN ante un caso de emergencia pediátrica brinda una atención especializada en la Unidad de Quemados ubicada en el Km. 9 3/4 carretera a Masaya, contiguo al Hospital Vivian Pellas. Llamar al teléfono 2276-0888.