Walmart de México y Centroamérica y 14 proveedores locales y regionales se unieron en Nicaragua para donar al Programa Banco de Alimentos C$1,234,704.60 en productos de primera necesidad, en el marco del Día Mundial de la Alimentación que se celebra cada 16 de octubre.

Las 15 empresas, incluida Walmart, unen esfuerzos en la campaña llamada Impacto Colectivo por la Alimentación, la cual busca llevar alimentos nutritivos a 58 mil nicaragüenses en estado de vulnerabilidad, como un esfuerzo para combatir el hambre en la región que afecta a 1 de cada 10 habitantes en Centroamérica.

Algunos de los proveedores de Walmart de México y Centroamérica que integran la iniciativa son: Grupo LALA Nicaragua, Cargill, Nestlé, Femsa (Coca-Cola), La Mar Dulce S.A. (Sol Maya), Melonicsa (Arroz Tío Pelón) y Corporación Montelimar.

Entre otros socios comerciales que se suman a esta causa están: Unilever Centroamérica, Agri-Corp, Dinant, Panadería Aurami, Granos Básicos Lácteos S.A., Vilgatex y Compañía Distribuidora de Nicaragua.
El esfuerzo de Walmart y sus aliados busca contribuir con el Objetivo número 2 de Desarrollo Sostenible (ODS) sobre la erradicación del hambre en el mundo para el año 2030.

“Qué mejor manera de celebrar el Día Mundial de la Alimentación donando productos alimenticios y de primera necesidad para las poblaciones más desamparadas. En este 2021, estamos muy contentos de haber logrado que en total 15 empresas nos abocamos a esta iniciativa social: 13 somos empresas transnacionales y 2 son PYMES, parte de nuestro Programa Una Mano para Crecer”, detalló María Marta Rodríguez, Coordinadora de Asuntos Corporativos de Walmart Nicaragua.

Las más de 21 toneladas métricas de alimentos donados (46 mil 716.92 libras) serán distribuidas 83 organizaciones sociales legalmente constituidas que atiende el Programa Banco de Alimentos de Nicaragua, priorizando el 70% de la atención en los departamentos y el 30% en la capital. Esta es la segunda edición de la iniciativa organizada por Walmart y respaldada por sus socios de negocios, como parte de su Estrategia de Valor Compartido para apoyar a los bancos de alimentos de la región.

“Consideramos que esta jornada ha sido exitosa por haber conseguido seis donantes más que el año pasado. Queremos agradecer y reconocer este esfuerzo grandioso de Walmart y sus socios comerciales que nuevamente dan su espaldarazo a esta encomiable causa de alimentar al necesitado”, expresó José Ángel Rodríguez, Coordinador del Programa Banco de Alimentos de Nicaragua.

Esta y otras iniciativas distinguen a Walmart en su misión de contribuir a mejorar la calidad de vida de los centroamericanos. En el 2020, la compañía minorista donó $9,3 millones en alimentos a familias afectadas por la pobreza, los desastres naturales y la pandemia. En total, se beneficiaron 1,2 millones de personas.

Cero desperdicio y donación de productos perecederos

Walmart también ha implementado una política de Cero Desperdicio de alimentos, que consiste en donar aquellos productos de las tiendas y las plantas que por alguna razón no se pueden vender, pero son completamente aptos para el consumo humano.

Desde marzo 2021, la compañía incorporó los productos perecederos como frutas, verduras y vegetales dentro de sus donaciones a los bancos de alimentos. Para ello, también en este año destinaron $200,000 en inversiones para el fortalecimiento de la cadena de frío de los mismos.

Hambre en el mundo

Se estima que entre 720 y 811 millones de personas en el mundo padecieron hambre en el 2020 según el estudio El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo 2021 de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El hambre es una problemática que afecta en forma severa a Centroamérica y al mundo. En el 2020, el 9,9% de la población mundial padeció hambre, así como el 10,6% de los centroamericanos.

En Centroamérica, 20 millones de personas padecieron inseguridad alimentaria grave. Además, 67 millones de centroamericanos no pudieron acceder a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para un crecimiento y desarrollo adecuados. Este fenómeno, conocido como inseguridad alimentaria moderada o grave, fue experimentado por más de 2.300 millones de personas en el mundo durante el 2020.

En el caso de los niños menores de 5 años, 149 millones sufrieron retraso del crecimiento, 45 millones experimentaron emaciación (delgadez excesiva) y 39 millones sufrieron sobrepeso.