Tomar leche no pasteurizada puede causar diarrea, cólicos estomacales y vómitos durante muchos días, con menos frecuencia puede causar enfermedades graves o hasta mortales.

Por la salud de los consumidores, todo alimento lácteo debe ser sometido al proceso de pasteurización, es decir, exponer la materia prima, en este caso la leche, a tratamientos térmicos para eliminar agentes patógenos, como bacterias, mohos, protozoos, levaduras, etcétera, que podrían enfermar a las personas.

“En el proceso de pasteurización, la leche se calienta a elevadas temperaturas y se vuelve a enfriar rápidamente. Además de eliminar la presencia de microorganismos nocivos para la salud, es un método de esterilización que garantiza la conservación de la leche en buen estado durante su vida útil y reduce al mínimo el riesgo de deterioro”, explicó Marlon Rodas, Director País de LALA Nicaragua.

Según la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, la pasteurización mata los organismos responsables de enfermedades como listeriosis, fiebre tifoidea, tuberculosis, difteria, fiebre Q y brucelosis. De hecho, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), estiman que las enfermedades transmitidas por los alimentos con leche cruda afectan, de manera especial, a niños y adolescentes.

“Tomar leche cruda puede causar diarrea, cólicos estomacales y vómitos durante muchos días. Con menos frecuencia puede causar enfermedades graves o hasta mortales, como el síndrome de Guillain-Barré, que puede causar parálisis, y síndrome urémico hemolítico, que a su vez puede ocasionar insuficiencia renal, accidente cerebrovascular y hasta la muerte”, apunta un artículo científico de los CDC.

“Gracias a la implementación de la pasteurización, alterando en lo mínimo posible la estructura física y química de la leche y las sustancias con actividad biológica tales como enzimas y vitaminas, conseguimos que los productos LALA lleguen a los hogares nicaragüenses con la mayor seguridad y garantía de calidad, así como en las óptimas condiciones de conservación”, afirmó Rodas.

En este sentido, Grupo LALA, comprometidos con la salud y el bienestar de la población, recuerda que:  

  1. Es necesario consumir productos elaborados de leche pasteurizada, pues la leche cruda de vaca contiene una serie de bacterias que pueden ser peligrosas para el organismo humano.
  2. La pasteurización de la leche no produce intolerancia a la lactosa ni reacciones alérgicas y lo que es más importante, no reduce el valor nutricional de la leche que se usa además en productos como la crema y el yogur.
  3. Los productos elaborados con leche pasteurizada son la mejor alternativa para la salud humana, sobre todo para personas con sistemas inmunitarios debilitados, los adultos mayores, las mujeres en estado de embarazo y los niños.

Productos de calidad y afín a los consumidores

Desde la llegada de Grupo LALA a Nicaragua, en 2014, la empresa se ha enfocado en desarrollar un portafolio de productos lácteos variados que provean alta calidad nutricional, cumplan con los mejores estándares de producción y, sobre todo, sean del gusto de los consumidores.

Es por eso, que Grupo LALA pone especial atención a los hábitos de consumo de los nicaragüenses y a la extensa variedad de comida típica del país, de modo que ha reconocido en crema La Perfecta un producto favorito del paladar de los nicaragüenses y de tradición gastronómica. Así, como un producto clave del portafolio de Grupo LALA, la compañía está promoviendo una campaña que apela a celebrar la variedad de los platillos tradicionales.

“En Grupo LALA estamos impulsando una campaña que apela a celebrar la tradición nicaragüense rica en gastronomía y cultura. Una de las iniciativas será la elaboración de un recetario digital con los seguidores de las redes sociales de la marca, para promover la creatividad y originalidad de los participantes”, refirió Rodas, quien dijo además que mayores especificaciones podrán encontrarse en las plataformas digitales de La Perfecta.